Paradoja del crecimiento infeliz. Entrevista a Wenceslao Unanue

Por Rebeca Araya Basualto - 01 Septiembre 2016

Wenceslao Unanue (43), académico dedicado al estudio y promoción de la felicidad como objetivo social, dice que este concepto es el paradigma ausente en el diseño de polí­ticas públicas y proyecciones de la economí­a. A su juicio: "El paí­s de estos dí­as ejemplifica un concepto que la teorí­a económica viene desarrollando hace mucho. Chile vive en la paradoja del crecimiento infeliz".


 ¿Cuál es esa paradoja?

Hablemos en cifras. A mediados de abril y asociado a un informe de la OMS que llamó al Gobierno a promover con urgencia polí­ticas destinadas a tratar la salud mental de la población, se destacó que el 17,5% de los chilenos padecen depresión y el 26% de las licencias médicas anuales corresponden a esa enfermedad, respecto a la cual lideramos el ranking mundial. Junto a Corea del Sur, somos uno de los dos paí­ses del mundo en que la tasa de suicidio de niños y adolescentes aumentó durante los últimos 15 años. Esas cifras contradicen indicadores internacionales que ubican al paí­s entre las siete mejores economí­as del mundo y la mejor de América Latina. Esa es la paradoja.

 

¿Y cómo se sale de esa paradoja? ¿Algún paí­s la superó?

El mundo recién toma conciencia de este fenómeno, que se expresa de distintos modos. Hay un pequeño paí­s asiático, llamado Bután, que desde los 70 cuestiona toda la teorí­a económica occidental, que poní­a como meta el crecimiento económico, expresado en el Producto Interno Bruto (PIB). El supuesto era: a mayor PIB más riqueza para distribuir.

 

La "teorí­a del chorreo", tan conocida en Chile. ¿Y qué pasó?

Ese supuesto fracasó en la economí­a mundial y hoy hace crisis en Chile. Por primera vez este año, en el mundo, el 1% más rico concentrará la misma riqueza que se reparte entre el 50% más pobre. El crecimiento económico importa y sobre todo en paí­ses pobres, donde disminuir la miseria podrí­a salvar vidas humanas. Pero eso depende de qué metas movilizan el esfuerzo por crecer.

 

¿Se refiere a la distribución de la riqueza?

Sí­, y pongo como ejemplo los paí­ses de Asia que experimentaron el llamado "milagro del crecimiento asiático". Se los denominó los "tigres" de la economí­a global. Chile buscó emularlos y en algún minuto, en nuestros años de bonanza, nos bautizaron como "los jaguares de Latinoamérica". ¿Qué pasó con "los tigres" en la perspectiva del tiempo? Que en paí­ses como Corea las cifras de suicidio escalaron hasta liderar ese ranking en el planeta. ¿Qué pasa hoy en Chile? Somos segundos en la misma estadí­stica para el caso de los adolescentes; estamos entre los 8 o 10 paí­ses con mayor í­ndice de obesidad infantil, nuestras tasas de tabaquismo y alcoholismo lideran también ranking globales y nuestros ambientes laborales son tremendamente infelices. Sumemos el abismante endeudamiento y la desconfianza, una de las más altas del mundo. Nuestra economí­a, aunque en fase de contracción, tiene indicadores positivos. Nuestra calidad de vida, no.

 

¿Cuál es la conclusión de su análisis?

Cuando la economí­a no se asocia al bienestar de las personas y un paí­s se concentra en generar productos o servicios, sin polí­ticas públicas que aseguren condiciones de calidad de vida que privilegien el bienestar colectivo, puedes ser exitoso en las cifras y fracasar en la experiencia de las personas que producen riqueza. Es la reflexión actual en un gran sector de los economistas del mundo, que buscan revertir efectos perniciosos y exploran nuevos caminos que articulen polí­tica y economí­a en nuevos paradigmas sociales. Hoy la ONU señala que el progreso de los paí­ses debe medirse por su capacidad de generar condiciones para que las personas tengan una vida plena. Es decir, sean felices.

 

La buena noticia

Suena un poco ingenuo elevar la felicidad a la categorí­a de una ciencia.

¿Más o menos ingenuo que pensar que si nuestro PIB es fenomenal la riqueza se distribuirá entre quienes la producen, asegurando el progreso social colectivo? La ciencia evoluciona porque la buena noticia es que las personas aprendemos unas de otras y de nuestros errores, cuando logramos verlos. Hoy los clásicos supuestos de la economí­a se caen y esa caí­da se expresa en la vida cotidiana, en el deterioro del medio ambiente, en el agotamiento de los recursos naturales por sobre explotación y calentamiento global. ¿Qué es más ingenuo?.¿Buscar respuestas nuevas o perseverar en las que fracasan? Jodorowsky dice: "Los pájaros nacidos en jaula creen que volar es una enfermedad".

 

El Instituto del BienEstar, cuyo directorio usted integra, concluyó en abril su 5º encuentro anual de Felicidad en Chile. ¿Cuánto han avanzado en media década?

Nuestro primer encuentro tuvo objetivos muy modestos y convocamos a 800 asistentes. En los años posteriores han acudido más de 20.000 personas, entre profesionales, técnicos, académicos, investigadores y familias que participan de diversas actividades, desde foros y charlas a recitales de rock. Y se relacionaron con cientí­ficos como Humberto Maturana o autoridades como los ministros del Trabajo y de Felicidad de Bután. Aún algunos se burlan cuando hablas de felicidad, pero cada vez el tema cruza más el paí­s y se va entendiendo que las polí­ticas públicas deben considerar el bienestar de las personas como parámetro a la hora de evaluar resultados.

 

Lo natural Altruismo

"Hay valores que generan estados de bienestar a las personas y al planeta, tales como el altruismo, que está en la base de la confianza. Si un niño aprende que ayudar a otros es bueno para quien recibe la ayuda y para quien la proporciona, está demostrado que su inteligencia se expande y eso se expresa en mejores relaciones y ví­nculos, más creatividad y, finalmente, mayor productividad en cualquier tarea. Lo opuesto al altruismo es el egoí­smo y una parte de la teorí­a económica, aquella formulada por los seguidores de Adam Smith, se sustenta en la idea de que somos intrí­nsecamente egoí­stas. La neurociencia ha demostrado que el altruismo es la tendencia natural en los humanos y el egoí­smo se aprende. Si fuera a la inversa, no habríamos sobrevivido como especie".

Rebeca Araya Basualto


2017

Del Spinning a los sistemas

2016

La fórmula matemática de la felicidad

2016

Las motivaciones y la felicidad en la experiencia laboral

2016

El Coaching por Competencias como medio para crear contextos de felicidad en las organizaciones

2016

Paradoja del crecimiento infeliz. Entrevista a Wenceslao Unanue

2016

La felicidad es cosa seria

2016

¿Qué es felicidad organizacional?

2016

Cuando un buen salario ya no alcanza para quedarse

2016

Ejercicios sobre felicidad

2016

La paradoja de la felicidad con productividad

2016

La felicidad como un norte posible

2016

¿El género una variable a considerar?

2016

Ética y felicidad

2016

Algunas confusiones al momento de medir la felicidad

2016

Bienestar o felicidad en el trabajo y en la organización: intervenciones breves

2016

Más allá de los números: Estudio de la felicidad desde el lenguaje

2016

El poder de la ética en el mundo del trabajo

2016

Poniendo el foco en lo mejor... Diálogos apreciativos y apreciatividad

2016

¿Cómo medir el grado de felicidad en una organización?

2016

Habilidades relacionales, ¿las están fortaleciendo? 8 Preguntas clave

2016

Las zonas de confort pueden ser buenas

2016

Descanso es parte de la felicidad

2016

La perspectiva psicosocial de la felicidad y su medición

2016

Individualismo y felicidad (o bienestar): una relación a examinar

2016

¿Un camino o un fin?

2016

La felicidad laboral es posible

2016

En la fragilidad, felicidad

2016

La felicidad como parte de la gestión municipal

2016

Las percepciones construyen realidades. Más allá de la adolescencia organizacional

2015

Cuando el cuidado interno está al servicio de la felicidad humana

2015

Sujetos resilientes

2015

Pasaporte a la felicidad: DHL Express

2015

Felicidad y bienestar organizacional: ¿Quién es el responsable? Sus 4 drivers y componentes

2015

Empresas con alma: 5 pasos para humanizar los negocios, para un mayor bienestar y felicidad.

2015

Felicidad en la organización: un camino consciente o la desmotivación crónica como estilo de ser y permanecer en el pasado clásico